Los que Pusieron el Sello de ETA

Ya sabéis todo lo que ha ocurrido desde que LA PARABÓLICA revelara que en un informativo de nuestra cadena se había incrustado el sello de ETA sobre una imagen de Zapatero y Rubalcaba. Los que lo hicieron son parte de una trama piramidal organizada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid al servicio de su presidenta. Esperanza Aguirre es la responsable última de la creación de una gran estructura destinada a poner a Telemadrid al servicio de sus intereses, no sólo organizando una redacción paralela en los Servicios Informativos, sino a través de una tupida red de directivos y cargos de confianza (muchos de ellos sin ninguna experiencia), compuesta por familiares, amigos, miembros del Partido Popular y periodistas ligados a medios o gabinetes de ultraderecha. Sus sueldos se desconocen. Este entramado se ha financiado con dinero público, reduciendo las partidas de todos los departamentos excepto la redacción de informativos y provocando la pérdida directa de más de 500 puestos de trabajo en  el Ente Público desde el año 2003.

Los miembros de la redacción paralela, compuesta por casi un centenar de personas de un total de 200, y contratados todos a partir del triunfo de Esperanza Aguirre, controlan férreamente la línea editorial, provocando que la cadena autonómica ya se conozca popularmente como TeleEspe. Se hacen llamar EL LADO OSCURO DE TELEMADRID y utilizan en privado al menos dos emblemas: el retrato de Darth Vader y el logotipo de Telemadrid con los colores de la bandera de España. Mientras la dirección de Telemadrid ha gastado grandes sumas de dinero en campañas de prensa en las que presume de la independencia y la imparcialidad de sus informativos (la última de ellas fue publicada en todos los diarios nacionales a excepción de EL PAÍS y PÚBLICO), el Gobierno madrileño presidido por Esperanza Aguirre ha tomado Telemadrid a costa de relegar a los trabajadores que se ganaron su puesto en una oposición. Según Hermann Tertsch, exdirector de Diario de la Noche y actual editorialista del programa, “el hecho de mantener una plantilla repleta de bolcheviques en una Comunidad autónoma que vota en mayoría absoluta un proyecto liberal conservador no sólo es un absurdo, sino que es un peligro”. (ABC, 2-05-2010).

La presidenta madrileña suprimió por ley en 2006 el único mecanismo de control que garantizaba la independencia de la cadena, el Consejo Audiovisual de la Comunidad de Madrid, traspasando todas sus atribuciones y poderes al vicepresidente primero de su gobierno, Ignacio González González.

La cabeza de esta pirámide de nepotismo y control informativo sectario se encuentra en el mismo Presidente del Consejo de Administración, Manuel Soriano Navarro, jefe de prensa de Esperanza Aguirre de 1996 a 2002 y después Director de Telemadrid. Solamente el año pasado cobró 109.000 euros en dietas. Su secretaria personal, Yolanda Laviana, era la mujer de Sergio Gamón (acusado de crear la red de espionaje de la Comunidad de Madrid) y fue despedida fulminantemente al revelar que ella también había sido vigilada. Isabel Linares Liébana, Directora General, es amiga personal de la Presidenta de la Comunidad. Nunca había trabajado en ninguna empresa de comunicación.

Además de la Dirección, el organigrama de la cadena pública se ha engordado con decenas de puestos directivos o de responsabilidad creados para colocar a personas afines o con algún grado de parentesco. Entre ellos se encuentran:

Miguel Platón Carnicero, director de Onda Madrid, fue director de la agencia EFE durante el Gobierno de Aznar. Allí fue denunciado por inventar noticias sobre el 11M o el asunto SOGECABLE. Su esposa, Carmen Villodres García, y su hija María Montecelos Villodres, también fueron contratadas en Telemadrid. Platón también ha ostentado en esta empresa los cargos de Director de Convergencia y Asesor del Presidente.

Juan Roldán Ros (exasesor del presidente de Telemadrid) y Curri Valenzuela Conthe (expresentadora de ALTO Y CLARO), fueron marido y mujer. Los dos han tenido diversos cargos de confianza a sueldo del Partido Popular.

Fernando Sánchez Dragó, director de Las noches blancas, Diario de la Noche o Dragolandia, es vecino y amigo personal de Esperanza Aguirre. En sus programas han trabajado su mujer, dos hijas suyas y hasta su yerno. Durante estos años ha facturado a Telemadrid más de tres millones de euros.

Agustín de Grado Medrano, Director de Informativos desde 2004, fue subdirector del diario derechista LA RAZÓN. Aún es colaborador del periódico.

José Antonio Ovies Álvarez, Director Adjunto de Informativos, fue director del centro territorial de TVE en Asturias con el Gobierno de Aznar. Allí fue denunciado por dar falsas noticias sobre un supuesto asalto a sedes del PP y por emitir durante una huelga general imágenes grabadas el día anterior para dar sensación de normalidad y fracaso del paro. Ya en Telemadrid, ordenó que se sobreimpresionara otro logo de ETA para relacionar a la banda con los atentados del 11M.

Vicente Gil-Lázaro, Director de los Informativos del Fin de Semana, es hermano del diputado popular Ignacio Gil-Lázaro, especializado en el “caso Faisán”.

Georgina Mellado Vilaseca, nombrada coordinadora de informativos tras un contrato en prácticas, es hija de Jesús María Mellado, exjefe de prensa de la COPE y exsecretario de Comunicación del PP en el Congreso.

María Pelayo Muñoz, presentadora de informativos desde 2005, fue jefa de prensa del ministro de Justicia del PP José María Michavila.

Ana Belén Martín Samboal, actual presentadora del Diario de la Noche, trabajó a las órdenes de Alfredo Timmermans, jefe del Gabinete de José María Aznar en Moncloa. Fue una de las principales responsables de la comunicación del Gobierno popular del 11 al 14M.

Pilar Molla Bataller, jefa de nacional desde 2007, fue jefa de prensa de Jaume Matas.

Luis Benedicto Tébar, actual coordinador de la sección de Local, fue Director de Comunicación del Ayuntamiento de Arganda con el Partido Popular.